Típicos síntomas del desequilibrio hormonal

Salud 4669 Visitas

Esto no deberías pasar por alto

Las hormonas influyen en muchos procesos que se dan en nuestro cuerpo. Por ello, cuando no funcionan correctamente, producen síntomas bastante desagradables. Los cambios en las hormonas son normales cuando se trata de la menstruación, el embarazo o la menopausia, pero también pueden ser provocados ​​por ciertos medicamentos o problemas de salud.

1- Períodos irregulares

Si tu periodo menstrual es regular y sin motivo aparente la regla te viene antes o después o te dura más o menos de lo normal, probablemente estés experimentando un desequilibrio hormonal.

Si tienes entre 40 y 50 años, estos cambios hormonales pueden indicar la llegada de la perimenopausia. Sin embargo, los períodos irregulares también pueden ser un signo de problemas de salud tales como el síndrome de ovario poliquístico.

2- Insomnio

Si no puedes dormir y estás seguro de que no es por el estrés ni por el ritmo de vida que llevas, probablemente sea por un desequilibrio hormonal. Si tus niveles de progesterona son demasiado bajos, puedes experimentar insomnio.

Por otro lado, la disminución de los niveles de estrógeno, que generalmente ocurre en la menopausia, a menudo provoca sofocos y sudores nocturnos.

3- Acné crónico

Algunas mujeres experimentan este problema antes de que comience su período, pero generalmente desaparece poco tiempo después. Si este no es tu caso y tu acné no se reduce, podría significar que tus niveles de andrógenos son demasiado altos.

Los andrógenos son hormonas “masculinas” que tanto los hombres como las mujeres poseen. Si tus niveles andrógenos están demasiado altos, puede aumentar la actividad de las glándulas sebáceas de tu rostro.

4- Problemas cognitivos

Los problemas cognitivos de concentración y de memoria pueden estar causados ​​por fluctuaciones de las hormonas femeninas. Algunas mujeres experimentan estos síntomas durante la perimenopausia y la menopausia. Pero estos síntomas también pueden deberse a problemas de tiroides.

5- Problemas digestivos

El exceso o la falta de hormonas femeninas también puede influir en la digestión. Esta es la razón por la cual tu período puede venir acompañado de síntomas gastrointestinales como hinchazón, diarrea, náuseas o dolor abdominal. Si experimentas síntomas de este tipo es posible que tengas un desequilibrio hormonal.

6- Cansancio

El cansancio extremo a menudo se debe al desequilibrio hormonal. Demasiada progesterona puede causar somnolencia, aunque el hipotiroidismo, escasez de hormona tiroidea, también puede causar este síntoma.

7- Cambios de humor y depresión

Los expertos creen que las fluctuaciones en los niveles hormonales pueden provocar cambios de humor y depresión. Esto se debe a que el estrógeno y otras hormonas afectan a neurotransmisores como la dopamina, la noradrenalina y la serotonina.

8- Aumento del apetito

La tristeza o la irritación, que puede ser causada por la disminución de estrógeno, pueden conducir a lo que se conoce como “alimentación emocional”. Esta es la razón por la cual cuando tenemos la regla queremos comer más dulces. La disminución de estrógeno también puede afectar a los niveles de leptina, una hormona que influye en el apetito.

9- Dolores de cabeza

Los dolores de cabeza pueden estar causados ​​por una gran cantidad de motivos, entre ellos por la disminución de estrógeno. Algunas mujeres experimentan dolores de cabeza antes o durante su período porque sus niveles de estrógeno se reducen.

10- Sequedad vaginal

La sequedad vaginal y la irritación también pueden ser causadas por la disminución de los niveles de estrógeno. El estrógeno influye en la secreción de fluidos vaginales, por eso la falta de esta hormona puede provocar malestar vaginal.

11- Disminución de la libido

La testosterona a menudo se considera una hormona “masculina”, pero también está presente en las mujeres. Si tus niveles de testosterona son demasiado bajos, puede provocar una falta de apetito sexual.

12- Cambios en los senos

Cuando los niveles de estrógeno son muy bajos, el tejido mamario puede volverse menos denso. Por el contrario, cuando los niveles de estrógeno son demasiado altos, el tejido mamario se vuelve más grueso y pueden aparecer bultos y quistes. Siempre que percibas algún tipo de cambio en tus senos, acude al médico de inmediato.

¿Experimentas alguno de estos síntomas? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!
¡Comparte este interesante artículo con todos tus amigos!

Compartir

Comentarios